¿Sabemos diferenciar la seguridad activa de la pasiva

La seguridad activa está encaminada a evitar que se produzca un accidente. Y la componen sistemas como, por ejemplo, los frenos, la suspensión, los neumáticos, el alumbrado, los sistemas de señalización, avisos de aproximación, la dirección y los sistemas de control de estabilidad, entre otros.

En cambio, la seguridad pasiva se encarga de minimizar las consecuencias de un accidente una vez que se ha producido. En este caso, se compone de sistemas como el cinturón de seguridad, el reposacabezas, el airbag, el volante deformable y el casco, entre otros.